Dresde

Fotos: Walkingontheworld

Hola, ¿cómo van?. En el post de hoy, les cuento algo de nuestras vacaciones. Empiezo con fotos del restaurante que encontramos en Dresde, en nuestra parada para comer. Nos encantó, tanto su decoración ambientada en Bavaria, como la comida. Estaba todo riquísimo. Para estar en el centro de Dresde, no era demasiado caro. Estaba cercano a la FrauenKirche. 

De los dos días que teníamos libres, hasta recoger a Max, dedicamos el primero a conocer Dresde y el segundo a Leipzig. Las dos ciudades son muy bonitas, pero tengo que reconocer que nos gustó más Dresde. Y recomiendo dedicarle más de un día, porque no pudimos visitarlo todo en uno solo.

Foto: De su web.

Nos hospedamos en el "Gasthof Am Bahnhof Braunsdorf". Olvidé hacer fotos mías, pero pueden ver cómo es en su página web. Aunque pasaba el tren cerca, no era nada ruidoso, todo lo contrario, es un lugar tranquilo, una especie de aldea. Elías lo eligió porque, a pocos metros, vivía la señora que nos vendía a Max. Así que era ideal, para no perder mucho tiempo en la recogida y la vuelta a casa. El pequeño apartamento estaba bien para los cuatro, porque ademas tenía dentro el baño. El precio nos incluía alojamiento y desayuno. Desde aquí, conducíamos entre una hora y cuarto o y media, para visitar estas ciudades.

Ya hace mucho tiempo, que no puedo planificar las visitas a las ciudades como lo hacía antes. Siempre me gustaba leer sobre el lugar al que íbamos, para tener claro lo que no debíamos perdernos. Ahora, me dejo sorprender por lo que nos digan en la oficina de turismo o, simplemente, paseamos y disfrutamos de lo que nos vamos encontrando. Esta vez, pude leer, un poquito, una guía que tenemos de Alemania; y, al menos sabíamos, qué no debíamos perdernos en un solo día de visita que teníamos.

Aquí, van algunas fotos para que se hagan una idea.

Ultimo modelo de coche :)


Vista de una calle típica en el centro de Dresde y al fondo, la cúpula de la Frauenkirche. Una iglesia muy curiosa por dentro, parecía que tenía palcos, como en un teatro. No pude hacer fotos, porque no se permitía; aunque había visitantes que se saltaron esto.

Disfrutando de las vistas al río Elba y el otro lado de la ciudad.

 

Esta placa señala que ahí estaba situada la entrada de la fortaleza de Dresde.

 

Seguimos este paseo para acercarnos al Museo Albertinum, originariamente era un arsenal real. Impresionantes los edificios que nos íbamos encontrando.

 

Al fondo, el Zwinger "entre muros", es el edificio más famoso de Dresde. Un recinto con forma rectangular y un patio o parque interior precioso. Además, en cada esquina, había un pabellón interesante de visitar. No pudimos visitar uno de ellos, porque lo estaban restaurando. También, tiene diferentes puertas de acceso y galerías. Esta es la Kronentur "puerta de la Corona, que es la entrada principal.


Esto ya es en el interior. ¡Impresionante! 

 

Una imagen del patio interior, desde lo alto de uno de los edificios que conforman la estructura. Nos encantó.

 

En la Nymphenbad, una fuente de estilo barroco.

 

Este es el Glockenspielpavillon. 


El Sächsische Staatsoper. Este edificio y el siguiente no pudimos ver el interior. La visita al Zwinger supone varias horas; porque,  en los diferentes pabellones, hay exposiciones variadas para visitar.


El edificio del fondo es la Hofkirche, con su torre también barroca.

 

De vuelta al hotel, paramos para cenar en un área de servicio. Me llamó la atención el Nussknacker gigante.

FOTOS: Walkingontheworld


Bueno, hay muchas más fotos, pero no es cuestión de marearlos. Espero que con esto, tengan una pequeña idea de Dresde. A nosotros nos gustó mucho. Hasta la próxima parada. LOS ESPERO.

Escribir comentario

Comentarios: 6
  • #1

    Alberto (miércoles, 06 mayo 2015 02:01)

    Muy bonito !!!

  • #2

    Walkingontheworld (miércoles, 06 mayo 2015 12:30)

    Pues sí, Alberto, y eso que no lo vimos todo. Gracias, por encontrarte conmigo en mi guagua, me encanta. Muchos besos.

  • #3

    Silvia (jueves, 07 mayo 2015 08:33)

    a mi me encanto Dresde y me gustaría repetirlo

  • #4

    Walkingontheworld (viernes, 08 mayo 2015 09:02)

    A mí también, hija. Besos.

  • #5

    Montse (sábado, 09 mayo 2015)

    Pues si, habrá que visitar algún año Dresde, que bonitas fotos y bonitos sitios. Mary, una de las cosas que más me gustan, cuando viajamos, son todas esas paradas que vamos haciendo, sean en pueblos o en carreteras, me encantan, porque hasta las estaciones de servicio ahí en Alemania, tienen su encanto, verdad?, algunas tienen hasta ludoteca... cada rincón, cada sitio tienen algo especial...Recuerdo en Austria, una gasolinera, que era hasta un hotel, pero tipo decoración Tirol, uffff era una maravilla. Todo de madera y la cafetería, parecía de cuento. En fin...qué bonito es viajar !!! ;)
    Hasta la próxima !!!

  • #6

    Walkingontheworld (lunes, 11 mayo 2015 09:59)

    Gracias por seguirme, Montse. ¡Qué curioso eso que cuentas de la gasolinera! Besos.