La familia crece

A las pocas horas o días de nacer, no lo sé exactamente.

La familia crece... Tranquilos/-as, no se asusten, no estoy embarazada. A partir de abril, llegará un nuevo miembro a la familia. Se trata de Max, un perrito (¡¡Dios mío, espero sobrevivir a la experiencia!!). Después de luchar, durante años, por que no entrara a mi casa ningún miembro peludo, me han derribado; y he accedido. 

Nunca me ha gustado tener animales en casa, pero, al final, mi hija pequeña Gisela (que es una apasionada de los animales, ya desde pequeñita, con 3 o 4 años, pedía un caballo para Reyes Magos) ha conseguido vencerme. Así que, como muchos papis y mamis, he terminado cediendo (¿A qué me entendéis?).

Tengo que reconocer que Gisela ha sido tenaz (una buena virtud en la vida), en su empeño por conseguirlo. El año pasado, fue acoso y derribo, sobre todo,  conmigo; que soy quien más se oponía a ello. Ya, las últimas veces, me decía llorando: "Es que no confías en mí, en que lo puedo cuidar bien". Y como le explicaba, no era eso, sino que una piensa, en todas las obligaciones y responsabilidades que conlleva un animal en casa, además del coste económico. Está claro, que los niños no piensan en ello. Sé que Gisela lo hará bien, porque lo tiene muy claro y porque nos lo ha demostrado con el acuario que tenemos en casa (Pensaba que, con él, se le pasaría lo del perro, pero me equivoqué). Ella es la que se preocupa de alimentarlos y cuidarlos; nosotros sólo la ayudamos con el cambio de agua y limpieza del filtro.

En casa, los apasionados de los animales son Gisela y mi marido; a Silvia y a mí, nos gustan menos. Pero, hasta Silvia, viendo el enorme deseo de su hermana por tenerlo, decía que ella le ayudaría en lo que pudiese. Así que, para su último cumpleaños, le dijimos que iba a poder tenerlo. La familia le regaló dinero para colaborar en su compra. 

Por diferentes circunstancias, ha tenido que esperar hasta después de las Navidades para empezar a mirar qué perro comprábamos. Decidida esta cuestión, el perro lo tendremos en abril, ya que nació en enero y es necesario esperar unos 3 meses para que nos lo entreguen. Mientras, la señora que lo vende, nos va enviando fotos de Max, para que podamos ver cómo va creciendo y cómo está.  

Tengo que reconocer, que me voy ilusionando yo también, poco a poco, con cada foto que nos envía. Un día le decía a Elías, mi marido: "Esto parece la espera de un bebé".

Y, para que lo vayáis conociendo también, aquí van algunas fotos.

Estas son las siguientes.

Y las últimas que hemos recibido, solo y con sus hemanitos/hermanitas.

Y esto es todo. Hasta la próxima parada :)

Escribir comentario

Comentarios: 6
  • #1

    Montse (viernes, 13 marzo 2015 23:07)

    Mary!!! es una monada, que cosita más linda, es como un peluche. Ya verás, que al final no es tan complicado. Un besito y a disfrutarlo.
    Te espero en la próxima parada, con destino? hacia el infinito y más.
    Besitos para todos.

  • #2

    Alberto (sábado, 14 marzo 2015 18:37)

    Suerte con ese nuevo miembro , seguro que en la familia que cae será el rey de la casa !!!

  • #3

    walkingontheworld (domingo, 15 marzo 2015 11:01)

    Gracias, Montse, por los ánimos. Eso espero. Besitos.

  • #4

    walkingontheworld (domingo, 15 marzo 2015 11:04)

    Alberto, como dices, esperemos tener suerte; y que, Max se acople bien a nosotros, y al contrario, nosotros a él. Crucemos los dedos. Besos.

  • #5

    carla (domingo, 15 marzo 2015 17:24)

    Hola Mary y familia!!Enhorabuena por tenernos informados de la familia en Alemania y por el nuevo miembro de la familia. Yo también sucumbi. ..y ahora reconozco que le tengo cariño.Un beso muy grande a todos desde tu isla.Carla

  • #6

    walkingontheworld (lunes, 16 marzo 2015 08:28)

    Hola, Carla. Gracias, por los ánimos. Besos, para todos, desde Deutschland.